Actividades del niño: Presentación de tu hijo en el lugar de trabajo

Actividades del niño: Presentación de tu hijo en el lugar de trabajo

Tu hijo en edad preescolar tiene mucho que descubrir acerca del mundo y la gente que lo habita.

Es una buena idea dejar que tu hijo vea realmente lo que ocurre cuando estás trabajando o haciendo trabajos voluntarios. Amplía su mundo al exponerlos a situaciones cotidianas y estructuras fuera de la vida familiar. Si puedes organizarte, vale la pena llevar a tu curioso hijo de visita a la oficina, tienda o comercio.

Abre su mundo

Las siguientes son ocho sugerencias que ayudarán a que esa visita sea buena para tu hijo y manejable para ti y tus colegas.
  • Habla con el jefe primero. Puede que en la empresa ya haya un día para los hijos en el trabajo. Si no lo hay, puede ser una buena idea comenzar uno – es una excelente publicidad para la empresa así como un importante factor para la moral interna. Si llevas a tu hijo, informa a tus compañeros de antemano de modo que no haya sorpresas.
  • Elige un buen momento. Los niños pequeños están en su mejor momento durante la mañana, mientras que es mejor una visita por la tarde para los niños que asisten a la escuela. Piensa cuándo pueden ocurrir cosas interesantes y cuándo la presencia de tu hijo sea lo menos molesta.
  • Que sea breve. Organiza una visita de una o dos horas. Más, generalmente, es demasiado para un niño pequeño, y es más probable que las cosas se compliquen. Asegúrate de incluir un descanso para comer un bocadillo o almorzar.
  • Asegúrate de que tu hijo esté vestido adecuadamente. Déjalo probar lo que haces, de ser posible: iniciar sesión en el sistema informático, hacer una copia de un esquema, preguntar a un cliente si necesita ayuda, ofrecer una porción de papas – lo que no te comprometa a ti, a tu hijo ni al trabajo.
  • Preséntale tu hijo a tus compañeros de trabajo. Explícale qué hace cada uno de ellos.
  • Saca fotos. Esto puede ilustrar una historia que tu hijo prepare sobre la visita. Quizá deseará agregar sus propios dibujos del día que pasó “trabajando” con mamá o papá.

Al darle a tu hijo la oportunidad de ver dónde trabajas, tendrá una mayor sensación de seguridad para poder visualizar dónde estás cuando no estás en casa. También te puede hacer más feliz por haber compartido esto con él.

También te puede interesar: